Tipos de blogs de paternidad y maternidad


Tras más de un año navegando por blogs de maternidad y paternidad (antes no era un tema que demandase), me he dado cuenta de que los blogs que voy leyendo o descubriendo, podrían agruparse en unas categorías determinadas.

Concretamente, según un estudio poco o nada riguroso, hecho por nosotros, y avalado por ninguna universidad norteamericana, los blogs de paternidad pueden ser de una o más de estas categorías:

Tipo “Club de la comedia”: son aquellos blogs a los que entras para no parar de reír. Cuentan lo que podría ser el día a día de cualquier bebé o niño, pero siempre sacando el lado gracioso de las cosas. Pueden contarte que el niño está con diarreas de una manera en que acabas partido de risa, imaginando la situación. Un ejemplo claro podría ser el “blog de la pelirroja” (quizás alguno entendáis a cual me refiero). Muchas noches, sorprendo a “M” llorando de la risa, tablet en mano, y sé que está leyendo ese blog, y casi siempre acierto.

Tipo “Lacrimógeno”: esos blogs donde casi cada post está dedicado a recordar lo maravilloso que es tener un hijo, recordando el embarazo o el día del parto de forma poética, o con posts explicando lo grande que es el amor que puedes sentir por tu hijo, con adjetivos grandilocuentes. También suele haber ocasionalmente posts dedicados a la pareja, también todo en un tono altamente emotivo y con declaraciones de refuerzo del amor que se siente por ella. Prepara los clínex antes de ponerte a leer estos blogs.

Tipo “Mercadillo” (sub-tipo “Nacido para vender”): son aquellos blogs que ya nacen directamente con la idea de buscar patrocinadores para escribir posts pagados, concursos patrocinados, incrustar banners para ganar dinero por click, publicidad de Google, etc etc… cada post será una recomendación de unos zapatitos o una marca de pañales. Es un tema muy saturado hoy en día, así que para triunfar realmente hay que currárselo mucho y tener suerte.

Tipo “Mercadillo” (sub-tipo “Darth Vader”): en este caso, son blogs que no nacieron con la idea de ganas pasta, si no que inicialmente pretendían contar de forma natural las aventuras y desventuras de ser padres, quizás con alguna recomendación de productos ocasional. Pero, como Anakin Skywalker, poco a poco van pasándose al Lado Oscuro, aceptando colaboraciones publicitarias de forma proporcional al crecimiento del blog. Hasta que finalmente, de forma irremediable, se pasan al Lado Oscuro de la publicidad y los artículos patrocinados (nota: reconozco que yo me dejaría llevar fácilmente al Lado Oscuro, sobre todo por regalos que me gusten).

Tipo “Mi diario personal”: hay otros blogs en los que la persona que los lleva, cuenta cada día su rutina. Pero con todo tipo de detalles. Con posts del tipo: “Hoy me he levantado a las 7, los niños a las 7:30, así que me ha dado tiempo a poner una colada; los he llevado al colegio a las 8:30, y fíjate que me ha cogido un atasco, y….”. En fin, eso: un diario personal. Suelen tener muchos seguidores que, en los comentarios, a su vez cuentan sus vidas. Puede ser una buena forma de desahogo, tanto como para el bloggero como para los seguidores.

Así veo yo la “guerra lactancia vs. biberón”, ¡sí señor!

Tipo “Lactivistas”: es decir, activictas de la lactancia y la crianza natural (no está mal la palabra “lactivista”, ¿eh? ¡Cosecha propia!). Se identifican rápidamente por estar llenos de sellos con inscripciones del tipo “YO doy lactancia materna a mi hijo” o “Nosotros colechamos”. Y los posts suelen ser del tipo “10 motivos por los que la leche materna es mejor que los biberones”. Aquí, el enemigo son los biberones y el Doctor Estivil, mientras que el Doctor Carlos González es el Gran Maestro Todopoderoso.

De la parte “contraria” no hay tantos blogs, o por lo menos no los he encontrado. Pero en este tema, ya no quiero profundizar más, porque es un tema que provoca verdaderas batallas dialécticas en los comentarios de blogs y redes sociales. Y es que hasta que no he sido padre no sabía que existía una Guerra Civil en este mundillo como la que existe con estos temas de la crianza de una u otra manera… Por cierto, espero que nadie se tome a mal el término “lactivista”, porque sin ir más lejos, ¡”M” es una de ellas!. Así que está dicho con todo el cariño.

* Tipo “Popurrí”: y como nunca es bueno generalizar, ni todo es blanco o negro, la mayoría de los blogs son (o somos) una mezcla de dos o más de estos tipos. Sin ir más lejos, en este blog creo que hay posts del tipo “Club de la comedia”, “Lacrimógeno”, y por supuesto, también hay algo de mercadillo (empresas del mundo, ¡enviadme juguetes y regalos gratis!).

Y tú, que eres blogger: ¿identificas tu blog con algunas de estas categorías?

O tú, que eres un navegante más de la red, ¿estás de acuerdo con estas categorías, o me he podido dejar alguna?

20 thoughts on “Tipos de blogs de paternidad y maternidad

  1. ¡Vaya división! Reconozco que es bastante real. De hecho, mi blog nació con la idea de pertener al tipo "Club de la comedia", y así lo sigo considerando. Pero ha terminado siendo del tipo "popurrí", porque también hay post lacrimógenos. Pero nada de diario personal ni mercadillo, jaja, ¡al menos de momento!

  2. Sin duda creo que el mio principal es un Popurri, en realidad es la unión de 3 blogs juntos así que ni yo se de que va! Jejeje Buena clasificación!!!

  3. JAjajja desde el mío claramente es un popurrí inclasificable, empezó de una manera, pasó por otras cosa, cada día es menos de esa cosa y más de aquello, le cambio el aspecto cada mes y medio, añado secciones nuevas cada dos, vamos un cromo de blog, no me extraña que tenga tan pocos seguidores jijij. Con el tuyo siempre me troncho. Un saludo.

    1. ¡Gracias por el comentario!

      Si es que yo creo que los blog se empiezan con las ideas muy claras, pero sólo en la teoría: luego te apetece escribir de todo tipo de cosas diversas.

      Este blog se supone que es de paternidad y he escrito posts que no tienen nada que ver, como uno hablando de mi grupo preferido :S

  4. Jajajaj el nuestro no se como clasificarlo porque últimamente ni nos da la vida para escribir, supongo que popurrí tirando a escribimos lo q nos sale del mismísimo XD

  5. Yo lo empecé con la idea de que fuera cómico. Luego me planteé el reto de escribir un post al día durante 30 días seguidos (casi lo consigo) y ya se me acabó el humor… ahora es lacrimógeno+humor negro+mecagoenmishijos+soyunaquejicaqueflipas, depende del día… 🙂

    1. Jaja, debería actualizar el post para añadir la categoría "mecagoenmishijos". Quizás cuando me haga más trastadas el mío la necesitaré.

  6. Yo creo que soy tipo popurrí pero sin el meneo de publicidad o recomendaciones de marcas. De momento huyo de eso… Por cierto!!! Papá Enmascarado (que veo que le sigues) está de colaborador en Hijitis Aguditis.
    Un saludo!!!

    1. Uy, pues yo no huyo de la publicidad, eso sí: tiene que apetecerme mucho lo que me ofrezcan a cambio. No voy a perder 1 hora escribiendo un post para una empresa que me envíe un chupete, por ejemplo 😛

  7. Quería conseguir entrar en una de esas categorías pero no me identifico con ninguna!!! con el poupurrí, digamos que porqué ahí entra un poco todo.
    yo hablo de mis experiencias y las de gente cercana pero como un poco desde la lejanía. No sé, generalizando para que puedan ser útiles a otras personas…

  8. A ver… yo no soy ni del club de la comedia ni lacrimógena, tal vez un poco Darth Vader, otro poco diario personal (pero sin tanto detalle) y otro poco popurri. Como no hay categoría expat, no sé muy bien dónde encajo jaja!
    Muy buena la clasificación 🙂

  9. Popurrí, popurrí, popurrí, popurrí (tono musical de aquel programa de canciones que no recuerdo el nombre)
    ¡Super bien divididos!

    1. Creo que se llamaba Furor, un programa que me daba especialmente “cosica”, con todo el mundo cantando a la vez. Gracias por comentar 😀

  10. Una forma interesante de clasificar los blogs!!! Y atemporal!!! Porque el post tiene sus años… y temo sigue dando en el clavo.
    Mi blog? En fin…. se llama “Diario de una madre superada” así que nació como diario… pero no tan del tipo que describes… sino de reflexionar sobre cosillas de todo tipo que pasan por mi cabeza de madre!
    A día de hoy, es un popurrí, pues mis inquietudes han ido variando y con ellas los contenidos. Y he de reconocer que hay un pelín de lado oscuro en él
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable: Administrador de padresfrikis.com
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tienes derecho a modificar todos los datos que tengas registrados en esta web, o a pedir su completa eliminación. Para ello, solicítalo enviando un mensaje a través del formulario de contacto.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en la página web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.