La importancia de la seguridad para el ciclismo infantil

Estos días se está celebrando la Vuelta a España 2020, la carrera por etapas profesional de ciclismo en ruta más importante de nuestro país y una de las grandes del mundo. 85 años después, la gran cita nacional del ciclismo sigue impulsando la afición por este deporte y el uso de la bicicleta en España. Cada vez usamos más la bicicleta para desplazarnos dentro de nuestras ciudades. Según los resultados del ‘Barómetro de la Bicicleta 2019’, elaborado por la Red de Ciudades por la Bicicleta (RCxB), la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), más de la mitad de los españoles de entre 12 y 79 años (50,7%) utilizan la bicicleta con alguna frecuencia.

La afición por el ciclismo es compatible con tener un bebé o niño en casa. De hecho, no hay nada más ilusionante que compartir esta afición con tus hijos e hijas. Además, el ciclismo es una de las actividades más completas que pueden realizar los más pequeños de la casa, ya que montar en bici tiene innumerables beneficios y es algo que todo el mundo debería experimentar al menos una vez en la vida. A partir de los 3 años, los niños tienen el suficiente control motriz para empezar a usar bicicletas sin pedales, que sirven para que los pequeños adquieran un mayor sentido del equilibrio y manejo del manillar. Esta preparación es fundamental para que, con 4 o 5 años, puedan aprender a montar en una bicicleta con pedales, siempre adaptada a su edad y su tamaño.

El casco es el elemento de seguridad más importante

En España, según la Asociación Española de Pediatría (AEP), más del 70% de los niños con edades comprendidas entre los 5 y 14 años montan en bicicleta. La bici se ha convertido en un medio popular de transporte y una actividad deportiva recomendable para los más pequeños de la casa, pero no está exenta de riesgos. Los padres debemos dar ejemplo a la hora de promover conductas seguras para nuestros hijos. El casco es el elemento más importante para la seguridad de los ciclistas, tanto para adultos como para niños, ya que protege la cabeza en caso de accidente y evita lesiones graves. De hecho, hay estudios que indican que el riesgo de lesiones se reduce en un accidente en un 80%. De esta forma, todos los niños, adolescentes y adultos deben utilizar el casco cada vez que utilicen la bicicleta, ya que, además, es obligatorio en nuestro país.

Los niños suelen ser inestables en la bicicleta, ya sea porque su sentido del miedo aún no se ha desarrollado por completo o porque acaban de aprender a montar en bici.  Por este motivo, es fundamental que tu hijo no se olvide de ponerse el casco para que le proteja en caso de caída. Hoy en día, podemos encontrar una amplia variedad de cascos de ciclismo para niños. Estos cascos para los más pequeños de la casa están fabricados con los mismos materiales que los cascos para adultos. La única diferencia radica en el diseño, ya que los cascos infantiles son más coloridos y atractivos para llamar la atención de los niños. De esta forma, puedes darle la oportunidad a tu hijo de participar en la compra del casco para que se familiarice mucho más rápido con él.

Los cascos infantiles Crazy-Safety son algunos de los más interesantes, especialmente por sus diseños únicos en 3D, que también contribuyen a la visibilidad. Esta marca ofrece modelos homologados y divertidos con un aspecto aventurero que se convierten en uno de los favoritos entre los más pequeños de la casa. Con estos bonitos diseños, los niños pueden sumergirse en un mundo lleno de animales encantadores, como el tigre verde o el dragón azul, que se convertirán en sus mejores amigos. De esta forma, los más pequeños siempre estarán protegidos y utilizarán el casco sin que tengamos que recordárselo. Todo ello gracias a materiales seguros de alta calidad y con tecnologías avanzadas, que cuentan con todas las aprobaciones de seguridad.

Otros aspectos de la seguridad en la bicicleta

Como padres tenemos que enseñar a nuestros hijos todos los aspectos esenciales del uso seguro de la bicicleta. Además del casco, cuya colocación en los niños y adolescentes es esencial, existen otros aspectos que son básicos en la protección de los ciclistas: utilizar la vestimenta adecuada, llevar un reflectante trasero de color rojo en la bicicleta, familiarizarse con las normas de circulación por las vías públicas o llevar ropa reflectante al anochecer. De esta forma, debemos inculcar la importancia de pedalear siempre protegidos y fomentar el uso del casco cuando nuestros hijos comienzan a montar en cualquier vehículo o juguete con ruedas. Además, recuerda que el uso del casco por parte de los niños también es obligatorio cuando viajan como pasajeros en asientos adicionales homologados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable: Administrador de padresfrikis.com
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tienes derecho a modificar todos los datos que tengas registrados en esta web, o a pedir su completa eliminación. Para ello, solicítalo enviando un mensaje a través del formulario de contacto.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en la página web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.