fomentar lectura a los niños

Cómo enseñar y fomentar la lectura a los más pequeños

El dicho es “quien tiene un amigo, tiene un tesoro”, pero bien se podría modificar con “quien tiene un libro, tiene un tesoro”. Los libros abren a sus lectores a nuevos mundos, nuevos horizontes y ayudan también a aprender a describir la realidad de distintas maneras.

Los beneficios son tantos que es importante inculcar el hábito desde edades tempranas, a través de cuentos sensoriales para bebés, cuadernos de comprensión lectora o libros infantiles.

De un tiempo a esta parte, habían estado relegados a un segundo plano. La irrupción de las nuevas tecnologías, las redes sociales y el uso – y abuso – del teléfono inteligente como forma de distracción ha hecho que el hábito de lectura se viera resentido en la sociedad adulta y que no acabara de despegar en la población infantil.

Para los primeros, el contexto ha cambiado un poco. Ha debido llegar una pandemia mundial que paralizase la vida normal de las ciudades para que los mayores de 14 años volvieran a leer. De hecho, según el estudio elaborado para la Federación de Gremios de Editores de España “Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España| 2020”, durante el confinamiento, el 57% de la población mayor de 14 años leyó libros en su tiempo de ocio llegando a cerca de 8 horas y media semanales.

Pero esta situación excepcional debería mantenerse. En cualquier caso, el reencuentro con los libros para muchos ha sido un auténtico placer.

¿Cómo fomentar la lectura a edades tempranas?

En muchas ocasiones los niños y las niñas imitan lo que ven en casa. Si suelen ver cómo papá o mamá tiene un libro en la mesilla de noche que a veces lo cogen a media tarde y leen, será siempre más fácil que ellos acaben tomando el hábito por imitación y/ o asimilación.

En cualquier caso, a continuación damos algunas pistas y trucos que pueden ayudar al fomento de la lectura:

  1. Libros desde bebés. Existen los típicos libros para que los bebés toquen y descubran nuevos sonidos o se distraigan y que sirven, sin duda, para ir creando escuela.
  2. Lee o cuenta cuentos con frecuencia. A la hora de dormir o en cualquier momento, inventaros historias juntos para que vaya aprendiendo a describir y el valor de la imaginación.
  3. Leer diariamente. Una vez que haya aprendido a leer, es importante que lo hagan un ratito cada día. Al principio le costará porque no sabrá bien, pero se mejora, precisamente, con la práctica. Ayúdale también a que comprenda lo que lee para que entienda el sentido.
  4. Leer todo. Probablemente él mismo vaya por la calle y quiera leer todas las vallas publicitaras, los menús de los restaurantes, etc, pero si no lo hace espontáneamente, invítale a que lo haga.
  5. Regala libros. Un libro siempre es buen regalo. Cuando llegue su cumpleaños, puedes regalarle un juguete, pero también un libro sobre algo que le guste y que sea esa su siguiente lectura.
  6. Menos Tablet y más libros. Este consejo vale por sí solo. Los estudios dicen que la comprensión lectora y la experiencia es mejor en libro tradicional que en e-book. Además, si tiene una Tablet en su poder para leer, siempre podrá acabar haciendo cualquier otra cosa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable: Administrador de padresfrikis.com
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tienes derecho a modificar todos los datos que tengas registrados en esta web, o a pedir su completa eliminación. Para ello, solicítalo enviando un mensaje a través del formulario de contacto.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en la página web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.